¿Cuidas tu piel?

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Funciona como barrera protectora contra las agresiones externas, es un gran regulador térmico que mantiene nuestra temperatura corporal y genera vitamina D bajo la acción de los rayos UV. ¿No crees que se merece que la mimes y la trates con cariño?

La polución, el tabaco, el alcohol, la mala alimentación y el estrés diario, son algunos de los factores que producen alteraciones en nuestra piel a causa de los radicales libres que atacan la elastina y el colágeno haciendo que se pierda firmeza y elasticidad. ¿A qué nos lleva esto? Pues a que nuestra piel envejezca de forma prematura.

Todo esto puedes evitarlo llevando un estilo de vida saludable. Aléjate del tabaco, el alcohol, de la comida procesada, haz deporte, date el mimo de parar y respirar, el mundo va a seguir girando aunque te relajes un momento, aprende una buena rutina de cuidado de la piel y sobre todo sonríe, se optimista. Una mente positiva nos anima a cuidarnos más y cuanto más nos cuidamos mejor nos sentimos.

Aprende tu rutina

Nuestra vida está llena de acciones que hacemos de forma rutinaria, rutinas que repetimos día tras día ya casi sin pararnos a pensar. Pues el cuidado de la piel no iba a ser diferente, por ello debemos aprender una rutina y llevarla a cabo todos los días hasta que se convierta en nuestra rutina de belleza.

Llevo muchos años de consejera de belleza y si hay una excusa que me repiten día tras día es: “es que no tengo tiempo”.

¿Verdad que siempre te lavas los dientes después de comer y sobre todo antes de ir a dormir? Es una rutina que nos enseñan desde pequeños para que cuidemos nuestros dientes. ¿Por qué no hacer lo mismo con la piel?

Aquí os dejo unos trucos para ayudaros a aprender vuestra rutina:

  • Deja los productos a la vista y colocados en orden de utilización.
  • Si llegas tarde de trabajar limpia e hidrata tu piel antes de hacer cualquier otra cosa, así evitarás que te de pereza cuando estés más cansada.
  • No lo veas como algo pesado de realizar, disfruta de ese momento, recuerda te estás mimando ¡te lo mereces!
  • Calcula el tiempo que te lleva, verás que en 5 minutos lo tienes hecho. ¿No crees que tu piel se merece que le dediques 5 minutos? En general le dedicamos más tiempo a ver la televisión y esta poco hace por nosotras.

¡Venga anímate a cuidarte!

Poco a poco espero ayudaros a encontrar vuestra rutina de belleza perfecta y a conseguir un maquillaje espectacular.